moda, belleza y estilo de vida

Damart, la marca francesa que creó el primer tejido termorregulador

Damart, la marca francesa que creó el primer tejido termorregulador

En 1953 los hermanos Despature inventaron en Roubaix (Francia) una fibra textil que mantenía el calor. La llamaron Thermolactyl. Lo que comenzaron siendo prendas para tratar dolencias bajo prescripción médica terminaron convertidas en las camisetas interiores más conocidas del mundo gracias al eslogan: “¿Frío, yo? ¡Nunca!”. Hoy facturan 774 millones de euros.

Los primeros

Antes de dedicarse a crear ropa interior, los hermanos Despature confeccionaban prendas de lana para hombre. Pero mientras experimentaban con un nuevo tipo de fibra, un descubrimiento les cambió la vida. Hallaron un tejido capaz de mantener el calor del cuerpo al que dieron el nombre de Thermolactyl. Esto les obligó a dirigir su mercado hacia la ropa interior con fines medicinales. Tras casi 65 años en el mercado, “Damart es hoy el fruto de esa capacidad de crear todo tipo de prendas termorreguladoras sin olvidar el estilo”, subraya Christine Pageot, directora ejecutiva de Damart France. En 2017, su ropa se vende en todo el mundo y representa una parte fundamental de la historia del tejido.

Los hermanos Despature, creadores del famoso Thermolactyl.

Volvamos atrás: 1953, Roubaix, al norte de Francia, una ciudad conocida por ser una de las capitales mundiales del textil durante el siglo XIX y donde calor, lo que se dice calor, no es que haga: 2,6º C de temperatura media en enero. Allí trabajaban Jules, Joseph y Paul Despature en una sastrería masculina en la que sus mentes inquietas les llevaron a descubrir el primer tejido inteligente, conocido como clorofibra. Este nuevo hilo, renombrado como Thermolactyl, mantenía mejor el calor del cuerpo debido a la generación de electricidad estática al ponerlo sobre la piel, tanto que fue utilizado con fines medicinales. En aquellos años, los franceses no sólo necesitaban vestir sus prendas para combatir el frío, también como remedio a sus problemas de artritis, reúma y dolores musculares. A pesar de que sólo podían acceder a ellas a través de recetas prescritas por un médico, aumentaron considerablemente sus ventas.

Uno de sus famosos carteles publicitarios de la marca francesa.

En 1957, cuatro años después de crear la empresa, abren su primera tienda tienda en París y llega un importante hito en la marca: el comienzo de la producción del modelo original de Thermolactyl, conocido como 102: una sencilla, cómoda y sobre todo caliente camiseta blanca fabricada en el nuevo tejido que acabará siendo el bestseller de la marca. Durante la siguiente década, Damart se relacionará con figuras del deporte como el futbolista Raymond Kopa. En 1968, con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Grenoble (Francia), equiparon a los esquiadores de la selección francesa.

Las preferidas de Lady Di

A principio de los 70, Damart despegó de forma vertiginosa gracias a famosas campañas publicitarias, como la de “¿Frío, yo? ¡Nunca!”, que llevó a los Despature a dar un importante cambio de aires a su marca: dejar atrás su imagen medicinal para convertirse definitivamente en una firma dedicada al gran público. Después de que la princesa de Gales pronunciara el famoso eslogan en uno de sus viajes oficiales a Japón, la casa logró una gran fama internacional. Por este motivo, decidieron expandir la marca Thermolactyl por el todo el mundo.

La princesa Diana de Gales a las puertas de la sede de Damart, en Rouboix (Francia).

En España aterrizaron a principios de los años 80 y experimentaron un fuerte crecimiento gracias a métodos de ventas innovadores en nuestro país: la venta por correo y el marketing directo. Unidos a esto canales de comercialización, llegaron a tener más de 20 tiendas repartidas por la geografía española. Sin embargo, el descenso de su negocio en Francia obligó a la compañía a replegarse y a cerrar todos sus establecimientos en nuestro país en 1994.

Las más conocidas del mundo

En la actualidad, la compañía francesa –cuya plantilla tiene un total de 3.200 empleados– cuenta con 149 tiendas propias en Europa, continúa vendiendo a través de catálogo y tiene presencia en otros puntos del mundo a través de su web oficial. Hasta la fecha ha vendido 400 millones de camisetas Thermolactyl en el mundo, lo que ha ayudado a que su facturación, en el ejercicio 2017, ascienda 774 millones de euros. En todo este tiempo Damart no ha dejado de ser una de las marcas más conocidas y admiradas del mundo y líderes en el diseño de ropa térmica.

 

Fachada de una de las 27 tiendas que Damart abrió en España.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *